sábado, 11 de junio de 2011

UNA TORRE DE DIBUJOS



Cuando se acercaron la luz se apagó por lo que decidieron volver a alejarse y enfocaron la oscuridad con la linterna. ¡Era un duende! El duende era malo y se apoderaba de los dibujos para ganar dinero vendiéndolos.

Jorge le preguntó a Natalia:

– ¿Le preguntamos si nos da los dibujos?

Natalia respondió:

– Quizá se enfade... pero lo probaremos.

El duende se enfadó pero los dos insistieron y le dijeron que construirían una torre llena de dibujos si les daba los que él tenía. El duende aceptó.

Y colorín, colorado, esta historia ha terminado.


FINAL HISTORIA 719

INICIO                     VOLVER ATRÁS


Créditos

Autores de este artículo: Marina A
Dibujante: Marina A
Curso: 5ºA
Centro: Colegio Aura
Localidad: La Canonja
Provincia: Tarragona
País: ESPAÑA
Tutora: Teresa Olloqui Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada