lunes, 6 de junio de 2011

EL GNOMO CONCEDESEOS


Esa casa, era de su amigo Juan.

Jorge dijo:

– ¡Hola Juan! ¡Cuánto tiempo!

Juan preguntó:

– ¿Queréis bañaros en mi piscina?

Natalia constestó:

– ¡Vale!

Fueron a bañarse y... ¡debajo del agua había una puerta secreta! No tardaron en abrirla y pasar hacia dentro, todo estaba oscuro y de repente apareció frente a ellos un gnomo que les dijo:

– ¡Soy el gnomo Concededeseos!

Entonces Juan y Natalia pidieron el deseo de volver a casa, el gnomo se lo concedió y de repente se vieron sentados en el sofá del salón con cara de sorprendidos y planeando una nueva aventura.

Y colorín, colorado, esta historia ha terminado.


FINAL HISTORIA 846

INICIO                    VOLVER ATRÁS



Créditos

Autores: Elena Q., Jose Manuel P.; Carlos G.
Curso: 5º
Colegio: Sebastián de Córdoba.
Ciudad: Úbeda
Provincia: Jaén
País: ESPAÑA
Tutora: Ángela María Herrera Capita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada