viernes, 8 de junio de 2012

UN EXTRAÑÍSIMO SER: EL MINISERO


Entonces el conejo dio un salto enorme y pasó detrás del rosal. Vio una palanca y al pulsarla se abrieron los rosales y todos pudieron pasar. Tenían que ir en silencio porque, vigilando la zona, había un minisero. Era un ser mitad minotauro, mitad rosal. Era muy peligroso porque si escuchaba algo se despertaba. 

Natalia pisó una hoja y el minisero se despertó, se fue hacía ellos y les dijo:

– ¿Queréis que os ayude a salir de aquí? 

Todos se quedaron sorprendidos al ver que no era peligroso. Y gracias al minisero pudieron salir.

Y colorín, colorado, esta historia ha terminado.


FINAL HISTORIA 121

INICIO                    VOLVER ATRÁS


Créditos

Autores: Miquel Fuster y Maria Serrano
Curso: 5º 
Centro: CP Jaume I El Conqueridor 
Localidad: Catarroja 
Provincia: València
País: ESPAÑA
Tutor: Joan Orts

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada