lunes, 30 de abril de 2012

EL MUÑECO DE CHOCOLATE



Al recuperar la llave, el águila huyó. Volvieron a la cueva con la llave y pudieron abrir la puerta pequeña. Se quedaron asombrados al encontrar miles de golosinas y enseguida se pusieron a saltar de alegría.

Detrás de la puerta, apoyado en la pared, había un muñeco de chocolate del tamaño de un hombre y se tiraron a comérselo por los pies pero, en ese momento, el hombre cobró vida y les dijo que, para quedarse con ese tesoro, tendrían que superar una prueba.

– Vale, de acuerdo –dijeron todos–  ¿Qué prueba es?

– Haremos una carrera, vosotros contra mí y el que gane se quedará con todo.

Al principio, como el hombre tenía las piernas muy largas, les adelantó y todos creían que iba a ganar pero, de repente, Raquel, que hacía competiciones de atletismo, aceleró y ganó.

El hombre volvió a ser muñeco de chocolate y se lo comieron entre todos.

Y colorín, colorado, esta historia ha terminado.


FINAL HISTORIA 847

INICIO                    VOLVER ATRÁS






Créditos

Autores: Martín Barrachina, MªBelén Martinez, Ramón García, Ángel Aguilar
Curso: 1º
Centro: Escuela 2
Localidad: La Cañada
Provincia: Valencia
País: ESPAÑA
Tutora: Sara Cervellera Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada