domingo, 11 de marzo de 2012

LA ESPADA DEL PRÍNCIPE


Juan se puso a llorar. En ese momento, Jorge y Natalia lo oyeron y fueron a ayudarle.

Para ello, primero tuvieron que despertar a Marilia. Tuvieron que escalar la torre, muy alta, que estaba vigilada por un hombre malvado.

Cuando llegaron a la puerta, descubrieron que la llave mágica abría el candado. Los niños gritaron:

– ¡Lo hemos salvado!

Fueron a la sala del emperador para demostrar que era el príncipe. Le entregó la espada de su padre que llevaba en su atado.

Y colorín, colorado, esta historia ha terminado.


FINAL HISTORIA 739

INICIO                    VOLVER ATRÁS



Créditos

Autores del artículo: Dani, Paula y Miguel Ángel
Curso: 3º-6º
Centro: CEIP Tierno Galván
Localidad: San Fernando de Henares
Provincia: Madrid
País: ESPAÑA
Tutora: Carmen Martinez Viñas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada