miércoles, 1 de junio de 2011

JUGANDO AL ESCONDITE



– ¡Jooo! Quiero chocolate, ahora. ¡Me aburro! –dijo Jorge.

– Tranquilo, en casa comerás todo el chocolate que quieras –dijo Natalia.

– ¡Oh, tengo una idea! –dijo Natalia–. ¡Juguemos y así no pensarás en el chocolate!

Laura y Celia propusieron jugar al escondite...

– Pero jugaremos en la cueva. Fuera hace mucho viento. Llega hasta aquí…

Entonces las antorchas se apagaron. Jorge y Natalia, asustados, corrieron por la cueva gritando:

– ¡Socorro, ayuda!

Laura y Celia intentaban calmarlos.

El monstruo Dormilón no era malo, allí vivía. Guardaba la llave de la puerta brillante, que sólo podía dar a las gemelas. Por eso, apagó las antorchas cuando Jorge y Natalia se acercaron. Nadie podía saber el secreto que escondía la puerta.


¿Cómo terminará esta historia? Elige:

1.- Final 817 (En construcción)

2.- Final 818: La caja de sentimientos

INICIO                     VOLVER ATRÁS


Créditos

Autora de este artículo: Judith Alaminos Garcia 
Curso: 5ºA
Centro: Virgen de la Antigua Almuñécar (Granada)
Localidad: Almuñécar
Provincia: Granada
País: España
Tutor:José Iáñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada