jueves, 19 de mayo de 2011

EL CHOCOLATE ENVENENADO


Al decir esto vieron al lobo con mala cara; pero un lobo tiene mucha resistencia física.

Jorge y Natalia sintieron pena, parecía que se iba a morir y… El lobo dijo que le dolía la tripa y Natalia pensó que el chocolate podía estar envenenado.

Le preguntaron a Bajín qué se necesitaba para curarle y éste respondió que necesitaban una semilla. Jorge metió la mano en su bolsillo y encontró una, pero tenía mucha hambre y se la quería comer.

Bajín dijo que no y se lo dieron al lobo para que pudiera curarse. El lobo, por esto, le dio mucho chocolate a Jorge.

Y colorín colorado, esta historia  ha terminado.


FINAL HISTORIA 100

INICIO                     VOLVER ATRÁS



Créditos

Autores de este artículo: Aitor Alcelay, Samuel Rey y Álvaro Serrano
Curso: 6º A
Centro: CP Padre Manjón
Localidad: Burgos 
Provincia: Burgos
País: ESPAÑA
Tutora: Julita Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada