martes, 10 de mayo de 2011

EL ALCALDE INVITA A HELADOS


El dragón pensaba y miraba a la gente que estaba aterrada y con deseos de matarlo. Pensó, pensó y pensó... y decidió ayudar no solo al ballenato sino también a la ballena para que pudiesen ir hasta la profundidad del mar. Jorge, Natalia y la multitud no lo podían creer. Aplaudieron y se pusieron muy contentos. El alcalde invitó a todos a comer helado. 

- ¡Chévere! -dijeron todos mirándose con sorpresa y alegría, mientras la ballena, su hijo y el dragón marchaban a lo profundo del mar.

Y colorín colorado, esta historia ha terminado.

FINAL HISTORIA 882

INICIO                     VOLVER ATRÁS



Créditos

Autora de este artículo: Adriana Rodríguez Acuña
Curso: 5Aº
Centro: Normal Superior María Inmaculada
Localidad: Manaure Cesar
Provincia: Cesar
País: Colombia
Tutora: Martha Cecilia Navarro Sarabia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada